martes, 12 de julio de 2011

Bitácora del Taller de Lengua - Formadores ConIg

12/07/2011

Esta es la primera entrada de un cuaderno de bitácora que nos han dado como asignación.

Siguiendo una idea de Silvana Daszuk para presentarnos, pensé en el

significado de esta expresión y el DRAE apunta "Libro en el que se escriben la velocidad, el rumbo, los accidentes en una navegación." Navegar en un mar de información dándola a otros y pensando si mi experiencia puede ser útil.

La primera semana de esta experiencia virtual ha sido placentera, como un remanso en medio de las actividades reales y virtuales (estoy cursando y dando un curso en esta modalidad).

Varias impresiones son las que me quedan muy marcadas:
  • compartir una misma formación con la tutora, porque ambas venimos de la OEA y reconocer en su estilo el que yo viví y enseñé en ese ámbito.
  • proponernos la genial idea de contar de dónde vienen nuestros nombres, algo así como una etimología onomástica, tan querida para quienes nos formamos en Latín y Griego allá lejos y no tanto
  • recuperar la inocencia de ver la plataforma como alumna y no pensando en si quedó todo bien editado.
  • reencontrarme con quienes compartí dos días de trabajo pleno (no nos dieron descanso!)
  • tratar de chatear sin que nadie responda porque no nos damos cuenta de que otros están ahí (¿cuántos me habrán pedido chatear y yo no los vi tampoco?)
Y ahora que llegó el momento de "enfrentar" la clase 2 con las asignaciones, me pregunto si seré capaz de realizar el trabajo integrador, si podré editar la wiki (siempre me produce desazón), quiénes estamos en el grupo J de trabajo colaborativo, si mi aporte a la caja de herramientas será útil...

Navego en un mar de dudas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario